jueves, 23 de febrero de 2012

No hace falta ir tan rapido...


Nunca es demasiado tarde para pararse a pensar, que quizás no hace falta ir tan rápido, que la vida se va creando poco a poco, las cosas llegan con su tiempo. La juventud de hoy en día queremos vivir muy rápida la vida, de una manera que todavía no estamos preparados. Todo tiene su tiempo, todo va llegando poco a poco y solo, no tenemos que ir buscando las cosas que todavía no nos tocan, no podemos intentar aparentar ser más mayores, porque tiempo al tiempo, al fin y al cabo todo llega, después cuando nos hacemos mayores sin darnos cuenta, queremos volver a la infancia, a esa época que nuestra única obligación era hacer los deberes e ir a un lugar donde intentaban que aprendieras, donde tenias que ir unas ocho horas a calentar una silla, donde tu única obligación era portarte bien y hacer deberes. Los deberes, cuantas veces te has peleado con tu madre por no querer hacerlos, cuantas veces te ha dicho tu madre “haz los deberes”, tú nunca querías hacerlos, ¿Por qué? Por el simple hecho que en ese momento era tu obligación, en cambio la vida te va demostrando que los deberes es lo más fácil que te ha propuesto, ha sido algo que has sido capaz de afrontar y superar, cada vez te va a poner obstáculos más difíciles, que eres capaz de superarlos pero no te das cuenta y lloras, y lloras porque no te crees lo suficiente mayor para superarlos, y recuerdas lo fácil que era la escuela, los deberes, ir a un lugar a donde tan solo tenias que sentarte, escuchar y escribir. Te acuerdas de todas las peleas que has tenido con tu madre, recuerdas que te decía”ya verás cuando te hagas mayor como desearas volver a esta edad que solo te tienes que preocupar de los deberes y sacar buenas notas” y tú siempre le discutías. Pero cuando llegas a ese punto de tu vida en que no puedes mas, entre pagar, trabajar, cuidar a los tuyos y mantenerlos se te va de las manos, cuando siente que ya no puedes mas, deseas volver a antes pero ya es demasiado tarde en tu infancia estuviste demasiado ocupada jugando a ser mayor y ahora que lo eres no puedes afrontar la realidad, ya eres mayor como tú querías a los 13 años, ya puedes depender de tu misma sin que nadie te diga lo que tienes que hacer, ahora que puedes ya no quieres…¿Por qué? Todo es mucho más difícil, creías que todo sería más fácil. Que no tendrías tantos obstáculos. Siempre hay que disfrutar la vida, a su ritmo sin querer aparentar lo que no eres, sin querer ser más grande de lo que eres. Disfruta al máximo tu vida, disfrútala como si fuese el último día, como si nunca más fueras a ver a los que más quieres, aprovéchalo y disfruta tu infancia y no la desaproveches, porque el tiempo pasa volando y sin darte cuenta, ya mismo tendrás hijos, serás mayor, tendrás que cuidar y mantener a personas que serán tu vida, disfruta al cien por cien cada día como si fuese el ultimo, quien sabe lo que pasara, quien sabe donde estaremos mañana, la vida da mil vueltas…

2 comentarios:

  1. tu si que me encatas!
    gracias cariño! Tu si que eres la ama jajajaj
    yyo:$

    ResponderEliminar